Es mejor aprender en cabeza ajena, que otros aprendan en la cabeza de uno

Alejandro Fontana, PhD El incidente protagonizado por William Smith y Chris Rock, el pasado domingo 27 de marzo, en la Ceremonia de entrega del Oscar ha generado comentarios a favor y en contra de la reacción de Smith. No es raro que exista, por tanto, un cierto desconcierto con relación a la calificación del hecho.Sigue leyendo «Es mejor aprender en cabeza ajena, que otros aprendan en la cabeza de uno»

En la empresa mucho depende de la calidad de la mirada del directivo

Alejandro Fontana, PhD. Pocas veces quizás habremos pensado en la importancia que tiene la mirada de un directivo. Incluso, no nos habíamos planteado su relevancia. Pero si tratamos de recordar algunas experiencias vividas en el contexto empresarial, caeremos en la cuenta que muchas decisiones han dependido precisamente de la calidad de esa mirada. Uno veSigue leyendo «En la empresa mucho depende de la calidad de la mirada del directivo»

El lugar de la pobreza en la vida del directivo empresarial

Alejandro Fontana, PhD Sunnie Giles publicó en Harvard Business Review, el año 2016, los resultados de su investigación sobre las competencias de liderazgo que líderes de empresas de todo el mundo consideraban como las más importantes. Ella pidió a 195 directivos de 30 organizaciones empresariales mundiales de 15 países, que escogieran las 15 competencias queSigue leyendo «El lugar de la pobreza en la vida del directivo empresarial»

Analizando la inteligencia emocional: ¿me contrataría a mí mismo?

Alejandro Fontana, PhD En el proceso de conocerse a sí mismo, un ejercicio conveniente es tomar distancia de nuestras acciones, y analizarlas así, en un momento de calma y reflexión, desde una perspectiva más objetiva. De cerca, todas nuestras acciones nos parecen normales. Pienso que en esto sufrimos el efecto de acostumbramiento a las rutinasSigue leyendo «Analizando la inteligencia emocional: ¿me contrataría a mí mismo?»

¿Cómo reconocer el orgullo en la propia actuación directiva?

Alejandro Fontana, PhD En un artículo reciente, explicaba que las actitudes que todo directivo debía procurar evitar eran el orgullo y la mentira. Como no es fácil que uno mismo detecte en qué momento ha comenzado a deslizarse por el tobogán del orgullo, a partir de la sabiduría católica -que tiene más de 2,000 añosSigue leyendo «¿Cómo reconocer el orgullo en la propia actuación directiva?»

Una tarea para las empresas líderes: ahogar el mal en abundancia de bien

Alejandro Fontana, PhD A pesar que este consejo lo hemos recibido hace casi 2,000 años, nos resulta aún difícil comprender que la solución a los diversos problemas de la sociedad se alcanzan a través de él, y no por la exigencia -siempre muy humana- de querer que los otros cumplan su parte: que no haganSigue leyendo «Una tarea para las empresas líderes: ahogar el mal en abundancia de bien»

La gran revolución social: comprender la dimensión personal del hombre

Alejandro Fontana, PhD Desde antiguo, el hombre ha buscado su perfeccionamiento. Es decir, ha sido consciente de que él mismo es un ser de aprendizajes. Se dio cuenta que era capaz de pasar de un estado inicial a uno superior o inferior según las decisiones o acciones que desarrollaba: si repetía unos ejercicios físicos, percibíaSigue leyendo «La gran revolución social: comprender la dimensión personal del hombre»

Aunque la corrupción parezca cubrirlo todo, es vencible

Alejandro Fontana, PhD Algunas de las acciones del nuevo gobierno de nuestro país parece que siguen la misma línea de búsqueda de intereses personales que han tenido varios gobiernos anteriores. Hay, incluso, varios compatriotas nuestros que ya se sienten arrepentidos de haber confiado en un discurso que parecía ser diferente. Ante esta situación, no esSigue leyendo «Aunque la corrupción parezca cubrirlo todo, es vencible»

El auténtico interés por los más vulnerables

Alejandro Fontana, PhD Una de las cualidades que se le debe pedir a todo líder empresarial y a todo gobernante es una auténtica preocupación por los demás. Sin esta cualidad, no hay liderazgo directivo ni tampoco hay misión que pueda realizarse. Para que la autoridad sea auténticamente humana, debe salir del círculo del propio interés.Sigue leyendo «El auténtico interés por los más vulnerables»